logo

Sierra Gorda, el último proyecto de Eiffage Energía en Chile

eiffage-energia-sierra-gorda-chile

En su imparable proceso de expansión por los países de Latinoamérica, Eiffage Energía tiene a Chile como gran aliado en algunos de los proyectos más importantes realizados por la empresa hasta la fecha. Este país, que vive actualmente un boom en energías renovables sin precedentes, tiene la particularidad de contar con la capacidad más alta del mundo para el uso de energía solar, con una radiación estimada entre 7 y 7,5 kWh/m2.

Estas circunstancias únicas han hecho que, desde que la compañía aterrizó en el mercado latinoamericano, el suelo chileno haya sido el escenario de obras como la construcción de la planta solar de San Andrés o el parque fotovoltaico de Javiera, así como del proyecto en curso de la planta fotovoltaica de Quilapilún, una de las mayores plantas de América Latina y para el que cuenta con un presupuesto de 34 millones de dólares.

La fructífera relación entre Eiffage Energía y Chile comienza ahora una nueva etapa gracias al proyecto EPC eléctrico del parque eólico de Sierra Gorda, firmado por la empresa con Enel Green Power (EGP) Chile y que prevé la construcción de una subestación elevadora de 33/220 kV y una línea de Alta Tensión de 40 km y 1×220 kV en la comuna de Sierra Gorda (provincia y Región II de Antofagasta), una zona enmarcada en el desierto de Atacama, uno de los más áridos del mundo.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de más de 13 millones de euros, ocupará una extensión de 85 hectáreas y alojará una subestación de 17.000 m2 con 3 edificios, uno de ellos para el personal de mantenimiento, que dispondrá de alojamiento y todas las comodidades, así como de agua potable mediante depósito y una depuradora que permitirá reutilizar el agua para regadío y humectación de caminos.

También es importante destacar el enorme esfuerzo logístico y de coordinación que está haciendo posible la realización de este proyecto EPC eléctrico, en boca de EGP: «su proyecto estrella». En él están implicadas Eiffage Energía y dos de sus filiales, que trabajan conjuntamente y empleando todos sus recursos: Eiffage Energía Chile y Conscytec.

Como ya es habitual en todos los proyectos que acomete Eiffage Energía, el de Sierra Gorda se está ejecutando bajo todas las premisas de calidad y seguridad, siguiendo los estándares mineros probablemente más estrictos del mundo. Por otro lado, para su realización la empresa está prestando especial atención en los valores de sostenibilidad; es por ello que durante el proyecto se están monitoreando todos y cada uno de los indicadores de uso de recursos, tanto en obra como en la cadena de suministro, con el objetivo de convertirlo en un proyecto Huella Cero.

En esta línea se monitorean las emisiones de CO2, el consumo de agua potable e industrial, la fauna y flora silvestres y la arqueología del terreno. Asimismo, se está trabajando con la comunidad indígena y creando acuerdos para el suministro local de materiales y servicios. Eiffage Energía se encuentra además valorando los recursos locales con los que podría colaborar aportando capacitación para la ejecución de tareas de construcción eco-sostenible o ayudando a la creación de pymes y mini-pymes.

Los tiempos con los que se está trabajando estiman efectivamente su fin dentro del plazo estimado: agosto de este año. La LAAT se encuentra en fase de tendido, todas las torres han sido levantadas y se está tendiendo también el cable de Alta Tensión. Por otro lado, se está trabajando en la subestación seccionadora dentro de la minera Sierra Gorda, para lo que se han tomado unas estrictas medidas de seguridad. En cuanto a la subestación elevadora, se encuentra ahora mismo en fase de finalización de los trabajos de obra civil y varios equipos están viajando hacia Chile para su instalación en fechas próximas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.