logo

¿Están las sociedades preparadas para los efectos del cambio climático?

eiffage-energia-cambio-climatico-portada

Desde el 17 de abril y hasta el próximo viernes 22, científicos de todo el mundo se reúnen en Europa, en el Austria Center Viena, para celebrar la Asamblea General 2016 de la Unión Europea de Geociencias (EGU), donde analizarán el estado actual de los riesgos relacionados con el clima y la agricultura.

Es aquí donde se han presentado estos días varios estudios científicos que hablan de la amenaza que supone el cambio climático para la sociedad, investigaciones que se refieren a causas y épocas distintas pero coinciden en el impacto que este ha tenido en la civilización humana desde la Antigüedad hasta la actualidad.

En su presentación, Francis Ludlow, del Trinity College de Dublín, enfatizó la importancia de entender cómo la sequía impactó en las sociedades humanas del pasado, sobre todo si tenemos en cuenta que ahora es el mismo hombre quien interfiere en el sistema climático.

En cualquier caso, sea la naturaleza o la mano del hombre la que decida el futuro de las sociedades actuales, Ludlow cree complicado saber cómo un evento natural extremo podría afectarnos hoy en día. Esto se debe a la globalización y a las nuevas tecnologías, que hacen nuestro mundo mucho menos predecible. Como él mismo afirma para Efe: «Deberíamos estar preparados para eventos inesperados. Hemos tenido experiencias en erupciones de volcanes en los últimos doscientos años, pero no sabemos cómo la actual sociedad podría manejarlo».

Las conclusiones presentadas en la Asamblea General de Viena están, por tanto, directamente relacionadas con la sostenibilidad y la eficiencia energética. En este sentido, las actividades que desarrollamos desde Eiffage Energía están completamente enfocadas a su defensa. De hecho, uno de nuestros principales desafíos es la reducción del impacto ambiental en todas ellas, para lo que contamos con un equipo que, junto con la gestión de calidad, potencia y cuida el Medio Ambiente en todos los procesos de la organización.

Fuente: La Razón

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.