logo

La revolución de los materiales en la industria de la construcción

eiffage-energia-materiales-industria-construccion

Dicen que en la vida hay que renovarse o morir. La industria de la construcción, que tantas vueltas ha dado a lo largo de la historia, parece haber elegido la primera opción y, en la actualidad, se prepara, de la mano de la Ciencia, para pasar a un nuevo nivel en cuanto a materiales.

Así, la madera, el cemento, el ladrillo o el hormigón darán paso en los próximos años a otros materiales derivados en los que investigadores de todo el mundo trabajan incansables, y que lograrán que los edificios del mañana sean más eficientes y sostenibles.

En ello están, por ejemplo, los investigadores del KTH Royal Institute of Technology de Estocolmo, quienes han desarrollado un nuevo material que promete revolucionar la arquitectura. Se trata de Optically Transparent Wood (TW), que mediante un proceso que elimina químicamente la Lignina de la madera, hace que esta se vuelva muy blanca. De esta forma se mantienen las propiedades mecánicas de la madera con un peso ligero pero con gran resistencia, menor densidad y una baja conductividad térmica.

De la madera transparente pasamos a la Hydroceramics (hidrocerámica), un material compuesto de burbujas de hidrogel capaces de retener hasta 400 veces su volumen en agua, una propiedad gracias a la cual las esferas absorben el líquido y, en días calurosos, evaporan su contenido, reduciendo la temperatura de los espacios y, en el futuro, pudiendo reemplazar al aire acondicionado.

Por su parte, los investigadores del Royal Melbourne Institute of Technology han desarrollado una técnica para la fabricación de ladrillos con colillas de cigarrillos. Este equipo descubrió que la fabricación de ladrillos de barro con un 1% de colillas de cigarrillo podría compensar la producción anual mundial de cigarrillos y, además, fabricar un ladrillo más eficiente y ligero.

En México, el científico mejicano Jose Carlos Rubio Ávalos, a través de un proceso de policondensación de materias primas como sílice, desechos industriales, álcalis y agua, ha conseguido cambiar las características ópticas del cemento para hacerlo fluorescente. El cemento acabado se carga con luz natural o artificial y posteriormente, en la oscuridad, emite esa luz hasta las 12 horas. Este invento podría cambiar la vida de aquellas personas que no tienen acceso a la red eléctrica.

Conoce el trabajo de Eiffage Energía en Obra Civil y Construcción.

Fuentes: LosAndes / CTE Arquitectura

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.