logo

Apoyo al Día Mundial del Reciclaje

El reciclaje es un proceso a través del cual convertimos desechos o residuos en nuevos productos o en materia prima para su posterior utilización.

Los residuos o materiales reciclables son variados y se encuentran a nivel cotidiano, e incluyen el papel y cartón, el vidrio, maderas, textiles, metales ferrosos y no ferrosos y los componentes electrónicos y eléctricos.

En Eiffage Energía creemos que reciclar contribuye a construir un país, un mundo y un planeta mejor. Según los datos registrados al finalizar 2017, la compañía recicló un total de 20.637 kg de papel y cartón, 17.945 kg de plásticos, 161.945 kg de madera y 500.561 kg de metales.

El reciclaje de materiales o residuos tiene varias ventajas y beneficios para el medio ambiente y para la comunidad en general, tales como:

  • Disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero
  • Reutilización de materiales potencialmente útiles.
  • Reducción del uso de energía en los procesos de nuevos productos.
  • Reducción de la contaminación del aire a través, por ejemplo, de procesos de incineración de residuos.
  • Reducción de la contaminación de aguas por los lixiviados que se producen en los vertederos.
  • Reducción de consumo de materia prima nueva, con el consiguiente ahorro de energía y de daños en los procesos de extracción y obtención de materia prima al medio (por ejemplo, los procesos de extracción mineros o la tala de árboles).

Para que un proceso de reciclaje sea eficaz hay que tener en cuenta todas las etapas que intervienen en un proceso de reciclado que van desde el usuario de los productos hasta el reciclador final. En todas estas etapas la aplicación correcta de los criterios de reciclado hará que se obtenga un porcentaje final de recuperación de materiales elevado.

En toda cadena de reciclado, la actuación del usuario que adquiere un producto o material y que se tiene que deshacer de este al final de su vida útil es fundamental para llevar a cabo un proceso correcto de reciclado con una alta eficiencia.

Para ello el usuario tiene que separar correctamente cada uno de los materiales o productos a reciclar en función de su naturaleza ya en su domicilio o empresa para depositarlos a través de los contenedores que las corporaciones locales o las empresas privadas ponen a su disposición.

Desde estos contenedores de segregación de residuos en función de su naturaleza se inicia un peregrinaje por la cadena de reciclado que pasa por las plantas de transferencia (se juntan los residuos en función de su naturaleza para realizar una cantidad mayor de transporte que minimice este coste), plantas de separación o clasificación (se clasifican los residuos y se separan aquellos valorizables) hasta la planta de valorización donde los residuos finalmente son reciclados.

Centrándonos a nivel empresarial, el reciclado de materiales y residuos es fundamental en la actividad de las empresas, ya que una gran cantidad de materiales y equipos son utilizados por estas en los procesos de fabricación o ejecución de instalaciones, que constan de envases y embalajes de los que hay que deshacerse, así como de aquellos equipos que llegan al final de su vida útil o restos de materias primas que no pueden ser reutilizadas.

Por todo ello, en Eiffage Energía creemos que las empresas privadas tienen la responsabilidad de dotarse de medios adecuados para la segregación de los residuos y materiales en sus instalaciones mediante la instalación de contenedores que serán retirados posteriormente por empresas habilitadas para la gestión de esos residuos. Las empresas que contraten estos gestores de residuos deberán de asegurarse que los procesos a los que irán destinados serán el reciclaje, reutilización o valorización, desechando dentro de lo técnicamente posible aquellos procesos que incluyan la incineración, el deposito en vertederos, etc.

Esta gestión, aparte de ser una obligación reglamentaria para las empresas, tiene un componente muy importante de compromiso con la sociedad, los trabajadores de las empresas (mediante campañas de sensibilización) y con el medio ambiente.

Eiffage Energía nos volcamos en actividades que ponen de manifiesto el cuidado y la concienciación por un planeta más limpio. Además, en Eiffage Energía contamos con la certificación del sistema de gestión de calidad basado en la norma UNE-EN ISO 9001 y tiene implantado el Sistema de Gestión de Medio Ambiente según la norma UNE-EN ISO 14001.

Nuestro compromiso también se centra en generar procesos que reduzcan el consumo masivo de materias primas y energías no renovables junto con el desarrollo de nuevas energías verdes para reducir la huella del cambio climático.

Francisco Lopez Labrador, director de Calidad y Medio Ambiente de Eiffage Energía.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.